Cómo iniciar un negocio en línea que realmente crezca

Compartir artículo

Sí, en los años por venir habrá muchos más emprendimientos. Hoy en día, cualquier persona con un ordenador y una conexión a Internet puede iniciar y hacer crecer un negocio online.

La barrera ha disminuido, pero no ha desaparecido del todo. Tendrás que idear un buen concepto de producto, averiguar tus métodos de abastecimiento y fabricación, y luego desarrollar una estrategia de ventas.

Todo lo anterior no debería disuadirte de crear una empresa en Internet.

Por qué deberías considerar la posibilidad de crear un negocio en Internet

Quizá te preguntes por qué crear un negocio en Internet. ¿Por qué no probar con una tienda física?

Comenzar un negocio en Internet tiene varias ventajas.

Las razones más comunes son las siguientes

1. Es muy fácil empezar.

Muchas personas desean crear una empresa, pero les echa para atrás la inversión financiera necesaria para ponerla en marcha. Tendrás que pagar un alquiler, pedir suministros y planificar los salarios de los empleados. ¿Y si te gastas todo el dinero en tu empresa y esta fracasa? Esto puede destruirte financieramente.

Sin embargo, todo lo que necesitas para un negocio en Internet es:

  • Tu ordenador es tu herramienta más poderosa para aprender. Ya tienes uno.
  • Crea tu propio nombre de dominio. Puedes comprar un nombre de dominio por menos de 10 dólares al año.
  • Los planes mensuales empiezan por 29,90 $/mes para el constructor de sitios web.
    En otras palabras, puedes empezar un negocio en Internet con 100 dólares.

Por supuesto, cuanto más dinero empieces, más ideas de negocio en Internet podrás explorar.

Sin embargo, el hecho es que no tienes que arriesgar los ahorros de toda tu vida para convertirte en un empresario (efectivo) de Internet.

2. Cuanto menor sea el riesgo de ser descubierto, mayor será el potencial y el desarrollo

Cuando diriges un negocio físico, debes lidiar con las limitaciones del «mundo real».

Los alquileres en las ubicaciones principales son elevados; puede que no haya suficiente tráfico de personas en ocasiones y el público local no requiere cosas todo el tiempo.

Pero, ¿adivina qué? Cuando operas una empresa en Internet, no se aplica ninguna de estas restricciones. Puedes vender a cualquiera, sin importar dónde resida.

Como resultado de esto, con el tiempo, tu grupo de consumidores potenciales ha crecido, ya que cada vez más personas se sienten cómodas con la noción de comprar en línea. El comercio electrónico contribuirá al 22% de las ventas minoristas mundiales en 2023.

Por último, hay un aumento del número de personas que utilizan Internet. La población mundial de usuarios de Internet también está creciendo. Por ejemplo, entre 2009 y 2020, el número de internautas norteamericanos ha aumentado en 73,3 millones de personas.

Sin embargo, ¡eso no es nada comparado con las áreas que todavía están surgiendo!

El número de personas que usan Internet en Asia ha pasado de 764,4 millones a 2.500 millones, lo que implica que otros 1.760 millones de individuos se han unido a la Red.

Con más gente en línea, hay una mayor exposición potencial para tu marca online. Especialmente si no te importa expandir tu negocio en Internet más allá de las fronteras.

3. Es posible operar 24 horas al día, siete días a la semana.

Las empresas online también tienen una ventaja respecto a las empresas físicas, ya que pueden operar 24 horas al día, siete días a la semana (incluso durante los cierres y otras interrupciones).

El sitio web de tu empresa online está en funcionamiento: siempre estás «encendido» para hacer una venta. Los clientes pueden hacer un pedido en cualquier momento.

Como no necesitas estar físicamente presente para realizar una transacción, tu empresa puede generar dinero con menos implicación en el día a día.

- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Publicidad -